Actividades
<

Paseo fluvial por el Parque Natural Arribes del Duero

Una experiencia única
 

Recorre Arribes del Duero desde otra perspectiva.

Crucero Arribes del Duero

El Parque Natural Arribes del Duero tiene la ventaja de que puede ser observado desde distintos puntos de vista. Desde las alturas, a través de sus impresionantes miradores, sobre ruedas recorriendo sus caminos o desde el agua, navegando en barco o catamarán.

Sea cual sea la forma que elijas vas a poder apreciar la belleza de sus paisajes en su totalidad.

En anteriores posts os hemos hablado sobre las rutas de los miradores, la ruta de las cascadas o las rutas en moto, por ejemplo. Pero aún no habíamos profundizado en el paseo fluvial, una alternativa única y espectacular de apreciar el Parque Natural de los Arribes desde otra perspectiva.

En primer lugar, tenemos que recalcar que los Arribes del Duero se encuentra en la provincia de Salamanca y la región de Zamora en España, y se extiende hacia el país vecino, Portugal. La frontera natural que forma el río Duero con estas zonas es una característica distintiva de la región.

La gran belleza natural de este espacio le atribuye el título de espacio protegido y lo incluye en la red mundial de la Unesco.

Si observamos su gran valor paisajístico, llama considerablemente la atención el contraste de sus profundos cañones e impresionantes acantilados con la penillanura cubierta de vegetación mediterránea, donde se pueden diferenciar los cultivos de olivo, vid o diversos árboles frutales.

Además, el Parque de Los Arribes del Duero alberga una rica biodiversidad, con una variedad de especies animales y vegetales. Entre los animales que habitan en la zona se incluyen el buitre leonado, el águila real, el lince ibérico y la nutria europea, entre otros.

Una vez que ya hemos hecho un pequeño repaso sobre las características de esta zona protegida, es momento de hablar de lo que toca hoy, el paseo fluvial por los Arribes del Duero. Y es que, ¿se te ocurre una mejor forma de apreciar las maravillas de este lugar qué surcando las aguas del río Duero?

Para que te animes a vivir esta experiencia en este post te vamos a informar sobre todo lo que debes saber acerca de él.

Puntos de salida:

Esta actividad la puedes realizar cualquier día del año, siempre y cuando las previsiones climatológicas acompañen.

Las embarcaciones tienen distintos puntos de partida como Miranda do Douro en Portugal o localidades españolas como Aldeadávila de la Ribera y Fermoselle. Todas ellas te ofrecerán además de unas vistas impresionantes, una gran experiencia cultural y gastronómica. Podrás probar platos tradicionales de la zona y conocer la historia de estas tierras.

Te recomendamos que, aunque tengas plaza reservada llegues al embarcadero con 10 ó 15 minutos de antelación.

Características de las embarcaciones:

El catamarán de los Arribes es una emocionante y popular atracción turística que permite a los visitantes explorar la impresionante belleza natural de la región de los Arribes del Duero, que se extiende a lo largo de la frontera entre España y Portugal. La embarcación más conocida es el catamarán” Corazón de los arribes”, el cual, cuenta con un amplio espacio cubierto bajo el que se disponen asientos suficientes para acoger a los pasajeros y cuenta con una zona de terraza exterior para aquellos turistas que quieran estar aún en mayor contacto con la naturaleza.

Está diseñado con todo lo necesario para garantizar una experiencia agradable y única a los turistas. Dispone de sistema de climatización para conseguir crear un ambiente cómodo y está pintando en tonalidades verdes para integrarse en el espacio.

Además, entre sus elementos principales llama la atención su motor, que además de ser básico para su funcionamiento tiene una particularidad muy curiosa, ya que se trata de un motor insonorizado. Gracias a este artilugio, la charla informativa que transmite el guía no se verá interferida.

Por supuesto, además de los citados elementos en su interior se encuentran todos los materiales de seguridad necesarios como, lanchas salvavidas auto-hinchables, chalecos y estabilizadores anti-mareos.

Duración de los cruceros

La duración de dichos cruceros varía en función del punto de salida, los lugares que recorre y las actividades que incluye.

Hay trayectos que van desde una a tres horas de duración o incluso algunos que te permiten disfrutar de la experiencia durante gran parte del día con degustación de la gastronomía y vinos de la zona incluidos.

Itinerario

Un paseo fluvial por esta región te sumergirá en unos paisajes de gran belleza y dramatismo. A medida que navegas por las aguas tranquilas del Duero, te encontrarás rodeado de altos acantilados de granito y una exuberante vegetación que cubre las rocas.

El serpenteante río Duero, con sus aguas limpias y cristalinas, ofrece la oportunidad de observar la vida acuática y disfrutar de la tranquilidad del entorno natural.

Durante el crucero mantén los ojos bien abiertos y no te pierdas las exclusivas vistas panorámicas de los cañones, acantilados, flora y fauna propia de los Arribes del Duero.

Y si tienes la oportunidad, reserva un paseo fluvial que incluya un guía que te vaya informando sobre todo lo que te rodea: la geología, la fauna y la historia de la región para que conozcas todo lo que ves al detalle.

Para evitar que te pierdas algún dato interesante, el catamarán está dotado con un oratorio, micrófono para escuchar los sonidos de la fauna y cámaras de infrarrojos para no perderte ningún detalle del recorrido.

Además, si quieres aprovechar la ruta para visitar algunos pueblos de los alrededores, tienes la opción de elegir algunos cruceros que van haciendo breves paradas por los pintorescos pueblos que se encuentran a lo largo del río Duero. Sin duda, esta opción es todo un acierto ya que te permite conocer unos pueblos que guardan en su interior un encanto especial y que te ofrecen la oportunidad de adentrarte en su cultura y degustar su gastronomía local.

Rutas

A la hora de surcar las aguas del río Duero tienes la opción de elegir entre tres diferentes rutas según tú punto de salida, el tiempo que dispongas, las actividades que desees realizar y el transporte que prefieras.

Desde Fermoselle

Este crucero toma como punto de salida Fermoselle, al igual que como destino final.

Concretamente la embarcación se encuentra anclada en el embarcadero de Bemposta. En este caso, las aguas del río Duero las vamos a surcar a bordo de una pequeña embarcación con una cabida no superior a los 30 pasajeros. Lo que nos ofrece la oportunidad de observar más de cerca el entorno protegido del Parque Natural de los Arribes del Duero.

El puerto de embarque da nombre a dicha embarcación, por lo que el barco de Bemposta te permite disfrutar sobre dos horas y media aproximadamente de unos paisajes únicos y del vuelo de diferentes aves autóctonas de la zona.

Durante el tiempo que dura el viaje navegarás por aguas internacionales recorriendo distintos lugares, Fermoselle, Bemposta (Portugal), Sedim...Hasta llegar al punto más deseado, el Picón del Diablo donde se encuentra uno de los cañones más profundos del Duero.

Para poder disfrutar del paisaje en su totalidad, el motor de la embarcación suele apagarse durante unos minutos para que los pasajeros se sumerjan en la paz de la naturaleza y puedan escuchar el trinar del buitre leonado, el águila real o el alimoche, algunas aves características de los Arribes del Duero.

Desde Miranda Do Douro

Tomando como punto de salida nuestro país vecino, parte el Navío-Aula. En la Estación Biológica Internacional de la localidad portuguesa de Miranda Do Douro se presenta otra alternativa para conocer el Parque de los Arribes, esta vez con una capacidad mayor de 120 pasajeros.

Esta embarcación te permite vivir una experiencia más completa en la que viene incluida una degustación de vino de Oporto y una representación interactiva de la fauna de la zona como actividad final de trayectos.

La duración varía entre una y tres horas, según las actividades que incluya.

Como hemos mencionado es una embarcación más amplia por lo que, cuenta con dos amplias terrazas y con una cubierta acristalada y climatizada para que los pasajeros puedan disfrutar del trayecto con todas las comodidades sin importar la temperatura climatológica del exterior.

Algunos lugares que podrás visitar durante el paseo en barco son: el acantilado de los Líquenes, el hábitat de la cigüeña negra o el águila real y si decides hacerlo en época de lluvias, la impresionante Peña del Oso y la Cascada Invernal.

Aunque este tipo de trayectos suelen ir orientados a grupos de excursionistas preparados con antelación, también está disponible para hacerlo de forma individual.

Eso sí, es recomendable que sobre todo en épocas de mayor aforo comprar los tickets con antelación, bien on-line a través de la misma web o directamente en el embarcadero de la EBI .

Una gran ventaja de elegir esta embarcación para surcar el paseo fluvial por las aguas del Duero es que, además de disfrutar de las vistas y de la naturaleza del Parque, antes o después del paseo puedes visitar el Centro del embarcadero y hacer algunas de las actividades que ofrece.

Al estar ubicado en una localización tan privilegiada situado en la frontera de España y Portugal, está muy bien acondicionado con amplias zonas de aparcamiento, aseos, tienda de souvenirs y zonas de actividades interactivas con la fauna para todas las edades. Y lo más importante, todo el recinto está preparado para recibir a personas de tercera edad y con movilidad reducida haciendo accesible el disfrute al completo de esta experiencia.

Desde Vilvestre

Si optas por esta embarcación, surcarás durante una media de dos horas río abajo hasta Mieza, recorriendo las aguas que separan dos Parques Naturales: el Douro y los Arribes del Duero.

La duración del trayecto se hace áun más breve al quedarte ensimismado contemplando todo el ecosistema que te rodea.

Es impresionante ver la naturaleza en estado puro a través de los amplios cultivos de olivares, viñedos o naranjos trabajados por el hombre, las reservas de almez, una de las mayores reservas de Europa o presenciar de cerca el Pinheiro Solitario. Son tantas las bellezas por contemplar que los pasajeros se quedan sin palabras y sin saber dónde dirigir la mirada para no quedarse sin presenciar ni un solo detalle.

Cuando la embarcación llega hasta la presa de Aldeadávila levanta la mirada al cielo y contempla una gran bandada de buitres leonados que sobrevuelan las alturas.

Con un poco de suerte irán acompañados de alguna cigüeña negra, águila perdicera o alimoche que anidan en estos parajes.

En este paseo fluvial tendrás la oportunidad de pasar bajo uno de los miradores más espectaculares, el Mirador del Picón de Felipe y el Mirador del Fraile, donde se sitúa el final del recorrido. Y aprovechando la ocasión te recomiendo que también visites estos y otros miradores para contemplar una panorámica desde arriba del Parque Natural de los Arribes del Duero. Para más información sobre ellos puedes visitar nuestro post.

Y llegados a este punto, ya conoces algunas de las distintas opciones para conocer el Parque Natural de los Arribes desde el agua así que ahora es tu turno, ¿a bordo de qué embarcación quieres surcar las aguas del Duero?

Una experiencia para todas las edades que te permitirá disfrutar con todos los sentidos del ecosistema protegido de Los Arribes del Duero.

¿Te apuntas?

Para más información ponte en contacto con la Posada Doña Urraca, situada en los Arribes del Duero (Zamora).

C/ Requejo, 272. Arribes del Duero

Newsletter

Inscríbete en nuestro boletín y recibirás noticias acerca del entorno, ofertas en nuestra posada y códigos de descuento para obtener el mejor precio en tu reserva.

Utilizamos cookies propias y de terceros con diversas finalidades tales como: registrar su actividad en el sitio web y optimizar y mejorar nuestros servicios. Entendemos que acepta el uso de cookies si siguen navegando por la web. Podrás obtener más información sobre las cookies enPolítica de Cookies