Actividades
<

Aceite de Oliva en Fermoselle: Tradición y Sabor Centenario.

 

Fermoselle, un pintoresco pueblo situado en la provincia de Zamora, España, está empezando a ser conocido por su rica tradición en la producción de aceite de oliva.

Este líquido dorado, que ha sido un componente esencial de la cocina mediterránea durante siglos, encuentra en Fermoselle un hogar donde la historia, la cultura y la pasión se entrelazan para producir algunos de los aceites de oliva más exquisitos y auténticos de la península. Y, en la Posada Doña Urraca, tiene su lugar destacado en nuestro menú del restaurante.

Historia del Aceite de Oliva en Fermoselle.

El cultivo de olivos y la producción de aceite de oliva tienen profundas raíces en Fermoselle, que se remontan a siglos atrás. La ubicación geográfica privilegiada del pueblo, en las colinas cerca del río Duero, proporciona las condiciones ideales para el cultivo de olivos. Y es que los habitantes de Fermoselle han estado cultivando olivos y produciendo aceite de oliva desde tiempos inmemoriales.

De hecho, fue sobre el siglo XVIII cuando la “Sociedad de Amigos del País”, un grupo de emprendedores de la época vieron el potencial de la zona y decidieron plantas unos 50.000 olivos para crear aceite de oliva en los Arribes del Duero y empezar a producir aceite de Fermoselle.

Variedades de Olivos en Fermoselle.

Una de las características distintivas del aceite de oliva de Fermoselle es la variedad de olivos que se cultivan en la región. Las variedades más comunes incluyen la arbequina, picual y hojiblanca. Cada una de estas variedades aporta su propio sabor y perfil aromático al aceite, lo que permite una amplia gama de opciones para los amantes del aceite de oliva.

Proceso de Producción Tradicional.

El proceso de producción de aceite de oliva en Fermoselle se ha transmitido de generación en generación. Los agricultores locales cuidan meticulosamente sus olivos, cosechando las aceitunas a mano en el momento óptimo de madurez. La cosecha se realiza en otoño, cuando las aceitunas están en su punto máximo de sabor y calidad.

Después de la cosecha, las aceitunas se llevan a las almazaras, donde se prensan para extraer el aceite. En Fermoselle, la prensa de aceite es más que una máquina; es un símbolo de la herencia y la cultura del aceite de oliva. Los residentes se enorgullecen de su tradición de producir aceite de oliva de alta calidad con métodos artesanales.

Sabor y Aroma Únicos.

El aceite de oliva de Fermoselle es conocido por su sabor y aroma únicos. Su perfil sensorial incluye notas de hierba fresca, almendras, tomates maduros y un ligero toque picante en la garganta. Estas características hacen que el aceite de oliva de Fermoselle sea una opción popular tanto para aderezar ensaladas como para cocinar platos tradicionales de la región.

En el Restaurante de Posada Doña Urraca lo utilizamos para todas nuestras elaboraciones culinarias, aportando el punto ecológico y zona 0 de nuestra política de calidad.

Uso en la Cocina.

El aceite de oliva de Fermoselle es un ingrediente esencial en la cocina local. Se utiliza para preparar platos tradicionales como el bacalao a la tranca, la sopa de ajo y el cordero asado. También se disfruta en tostadas con tomate y ajo, una delicia local conocida como "pan con tomate."

Además de su uso en la cocina, el aceite de oliva de Fermoselle se ha ganado una reputación internacional como un producto gourmet. Los conocedores de todo el mundo aprecian su sabor excepcional y lo utilizan para realzar una variedad de platos.

Turismo y Degustaciones.

Fermoselle ofrece a los visitantes la oportunidad de explorar su herencia olivarera a través de recorridos por los olivares y las almazaras locales. Los turistas pueden aprender sobre el proceso de producción y, lo que es más importante, degustar el aceite de oliva fresco y puro directamente de la fuente. Las degustaciones son una experiencia sensorial que permite a los visitantes apreciar la complejidad y la calidad del aceite de oliva de Fermoselle.

Conclusión.

El aceite de oliva de Fermoselle es mucho más que un ingrediente en la cocina; es una expresión de la rica historia y cultura de la región. Desde sus antiguas raíces hasta su producción artesanal y su delicioso sabor, el aceite de oliva de Fermoselle es un tesoro culinario que merece ser celebrado y apreciado. Si alguna vez tienes la oportunidad de visitar Fermoselle, no te pierdas la oportunidad de probar este elixir dorado que ha sido amado y apreciado durante generaciones.

Newsletter

Inscríbete en nuestro boletín y recibirás noticias acerca del entorno, ofertas en nuestra posada y códigos de descuento para obtener el mejor precio en tu reserva.

Utilizamos cookies propias y de terceros con diversas finalidades tales como: registrar su actividad en el sitio web y optimizar y mejorar nuestros servicios. Entendemos que acepta el uso de cookies si siguen navegando por la web. Podrás obtener más información sobre las cookies enPolítica de Cookies